Campus Andrés Bello – Universidad de La Serena
7 al 9 de Septiembre de 2017

Francisco Squeo

  • Profesor Titular Univesidad de La Serena
  • Área de expertise: Ecofisiología Vegetal y Biología de la Conservación
  • Más información: LINK
  • Departamento de Biología, Universidad de La Serena
  • E-Mail: f_squeo@userena.cl

DE ESPECIES A ECOSISTEMAS: PLANIFICACIÓN ECO-REGIONAL PARA LA CONSERVACIÓN

RESUMEN

Un enfoque moderno de la biodiversidad incluye toda la variación desde el nivel de genes a ecosistemas, considerando sus atributos de composición, estructura y función. En el contexto de la CBD, Chile se comprometió lograr para el año 2020 que su Sistema Nacional de Áreas Protegidas cubriera al menos el 17% de las zonas terrestres especialmente relevantes para la la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, territorios que estarán administrados de manera eficaz y equitativa, serán ecológicamente representativos y bien conectado (Meta Aichi 11). Actualmente Chile tiene más del 21% de su territorio bajo protección. Sin embargo, un análisis de vacíos de conservación de las áreas protegidas (AP) públicas y privadas, Chile no alcanza la meta de conservar el 17% de su biodiversidad terrestre. La meta es lograda sólo en el 33% de sus 12 eco-regiones, el 40% de sus 22 ecosistemas (funcionales), el 22% de sus 127 pisos de vegetación, el 16% de sus 882 comunidades vegetales y el 23% de sus 231 especies de plantas amenazadas. Las actuales AP representan el 57% de la mejor solución terrestre obtenida por planificación eco-regional. Sin embargo, en la zona mediterránea (IV a IX regiones) no hay suficientes tierras públicas disponibles, por lo que el Estado debería estimular la creación/formalización de nuevas AP privadas, orientadas a cumplir con las metas de conservación nacionales. Un reto adicional es lograr  que todas la AP estén administradas de manera eficaz y equitativa, con planes de manejo actualizados y financiados.

ICM (P05-002) y CONICYT (PFB-23)