Campus Andrés Bello – Universidad de La Serena
7 al 9 de Septiembre de 2017

Alfonso Traub

  • Energía, Financiamiento y Seguro Agrícola de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias - ODEPA
  • Área de expertise: Energía, Desarrollo sustentable, Competitividad, Agroalimentos.
  • Más información: LINK
  • Oficina de Estudios y Políticas Agrarias – ODEPA
  • E-mail: atraub@odepa.gob.c

LA FLORA NATIVA COMO NEGOCIO, UN ANÁLISIS DE 10 AÑOS Y PROYECCIONES.

RESUMEN

Una de las características de la economía chilena ha sido su apertura a los mercados internacionales que le han permito incrementar y diversificar sus exportaciones totales de bienes No cobre, en un 637 %, entre los años 1990 y 2016. En tanto, las exportaciones silvoagropecuarias lo hicieron en 654%. Su mayor expansión ocurre a partir del año 2000, coincidiendo con la suscripción de la mayoría de los acuerdos comerciales firmados por Chile, lo que significó el acceso preferencial a 64 mercados que representan el 86,3% del PIB mundial y el 64,1% de los consumidores.

Esta expansión que ha sido posible por el aprovechamiento competitivo de las ventajas comparativas que ofrecen las distintas condiciones edafoclimáticas, presentes a lo largo del territorio nacional que entregan una diversificada oferta silvoagropecuaria.

En este escenario, también han comenzado a participar otros rubros no tradicionales, agrupados genéricamente, como Productos Forestales No Maderables PFNM, donde están contenidas las especies de la flora nativa. Estas últimas, no representan un porcentaje significativo dentro del total exportado por el sector, sí es creciente. Si bien, esta actividad era asociada históricamente y culturalmente, a pequeños productores y pueblos originarios, en la actualidad, el descubrimiento de nuevas propiedades de interés para los mercado por su valor como; alimento, medicinal, químico-farmacológico, ornamental, cosmetológicos, entre otros, ha hecho que su explotación tienda hacia una mayor industrialización que, en algunos casos, de forma no sustentable que estarían poniendo en riesgo ciertas especies, afectando también a culturas ancestrales, lo que constituye en un desafío país.